¡Que se te pasa el arroz!

se te pasa el arroz

Eso dicen los avispados, tanto que no saben que las oportunidades en esta vida aparecen constantemente, que eso de estar con la maleta preparada como Penélope y su bolso de piel marrón para que no se te escape el tren, es un cuento de abuelas casamenteras que vivieron con miedos hasta el mismísimo día de su adiós.

La sencillez es la calculadora mágica para el recuento de tus posibilidades diarias, es tan exacta que hasta las desglosa en categorías como: oportunidad de tomar un café con un amigo, de sorprender a tus compañeros de trabajo con un beso, un encuentro trascendental en el supermercado, un llamado de teléfono que puede cambiar tu día… que alguien en quien no piensas, piensa en ti…

El arroz no se pasa queridos míos, ha pasado por tantos experimentos que hoy por hoy es una medida de arroz para dos de agua. Simple, igual que las vidas que no esperan el tren, que se suben al que mejor les deja y en el momento que lo creen conveniente.

Desterremos esa frase y seamos capaces de contestar: ¡Si se me pasa el arroz me como un tomate!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s