Los viernes haz bondad…

viernes bondadosos

Cierto día escondí dos puños llenos de orugas en un hueco que encontré libre entre el esternón y el diafragma, las solté con la ilusión de que alimentadas por mis suspiros de amor, se convirtieran en mariposas y atravesaran mi cuerpo divertidas como en un recreo escolar eterno.
Hoy tengo un día de revoloteo constante, mis respiraciones se desviven mientras imaginan todo lo amazing que está por aterrizar justo en mis pies descalzos, desde un tobogán de buenas nuevas.

Estoy rodando una película en mis bolsillos, de ellos salen escenas donde millones de animales se tatúan de motu proprio la palabra libertad, mientras un torero arrepentido le da un biberón a sus nuevas convicciones. De mi otro bolsillo salen emigrantes de la mano de políticos comprometidos con un nuevo negocio en mente: Un tour en patera para corruptos y discriminadores.

Hoy me propuse arreglar el mundo con mi imaginación, a mi antojo, bordando escarapelas de flores en las solapas de los antipáticos, poniendo en marcha una campaña de vacunación de empatía en las ventanillas de las oficinas donde las sonrisas padecen sequía. Voy a hacer una pintada masiva en los corazones de los que se compadecen de sí mismos con una frase: “Eres tú, no son ellos”.

Y así será mi día de hoy, un viernes en el que solo frunciré el ceño cuando no entienda lo que me están pidiendo mis hijos caninos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s