Juntar los pedazos y hacerlo con arte…

con arte

 

Hay momentos en los que se traza una grieta en el cuerpo. Este es uno de ellos, una fisura en la que la cabeza y el cuerpo van por diferente itinerario.

Hoy necesité un mate con yerba aromatizada con cítricos, de esa que compramos con Felisa Olga en el SúperChino de la Avda. San Martín, y también me hizo feliz volver a poner en marcha el exprimidor para prensar las tres naranjas y un limón para agasajar a mi Xavito cuando regresaba de su excursión matutina con los niños llenos de pelos.

No hay sufrimiento, lo bueno de todo esto es que este avión de rutas locas lo pilota la ilusión, que no hay un día, ni una fecha, ni un calendario exacto. Las hormigas que me recorren el cuerpo no pican, solo dejan semillas acosquilladas que me siembran la vida de nuevos planes y proyectos.

Resolveremos, haremos, iremos, nos quedaremos, y el futuro es presente, no termino de escribirlo y ya se está realizando. Allá vamos, aquí nos quedamos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s