CURSI: una palabra maltratada

1475986_10204991018917132_5581967816120169569_n

 

¡Cuánto cuesta ser CURSI!, dejarse querer, admitir que pensamos cosas que una vez, allá a lo lejos, titularon como tonterías.

Por qué eliges los neutros si te mueres por un estampado. Te dijeron que para ser una “persona con clase”, debías instalar en tu cuerpo, tejidos lisos, de colores neutros y con poco brillo. Quiero decir una cosa al respecto: ¡La clase está en la cabeza!, y deberíamos protegerla un poco más, pero hasta cuando sales con sombrero a la calle, la gente se asombra como si de algo raro se tratara. 

Las plumas son para las putas, junto con los brillos. ¡Pareces un travesti!, como si fuera un insulto, cuando poca gente sabe que es un arte detrás de bambalinas. ¡Bájate el cuello! ¡Córtate el pelo! ¡arréglate los bajos! ¡los chadals son de extranjeros! ¿Vas a ir todo de blanco? ¡Pareces un enfermero! ¿calcetines blancos con sandalias?

¿Por qué no dejamos el mundo Memez y nos subimos al Sensatez? ¡Venga hombre ya!

Me incluyo en todas las bobadas y afirmo que muchas de ellas las he dicho, y las digo. Uf! quiero salir ¿Hay metadona para esta furcia adicción de convertir las cosas en detrito?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s