¡Viva la iniciativa!

iniciativa

Pocas cosas combaten con mi buen humor, pero algunas tienen ese poder de desequilibrarme, al punto tal que mi nivel de tolerancia se pone bajo mínimos.

La falta de iniciativa es de las que más me enerva, y se suponía que ayer, 1 de septiembre, la gente tenía que ponerse el chip de “vuelta al cole”, sin embargo en muchos casos, no se ha notado.

Suelo asistir a conferencias, talleres y eventos varios de emprendedores donde, como en un vinilo rayado, escucho que dicen: “Debemos especializarnos en algo, dejar que cada uno haga lo suyo” y es una sugerencia que me gusta, pero luego me encuentro embarcando en un navío de papel, veo la realidad y me entero que es imposible que no se hunda.

Definitivamente prefiero ser un pulpo y hacer muchas cosas a seguir esperando que los demás me las hagan. No es la mejor opción, no sé hacer de todo ni tengo las herramientas, pero prefiero intentarlo a sentirme impotente en cada nueva petición de servicio que hago a los “especializados” que nunca responden un email, un llamado telefónico o que después de una reunión se ponen en “modo turtle” .

Las empresas deberían hacer el mismo casting que hacen para entrar en Gran Hermano antes de contratar a alguien, así de exhaustivo , y que de cientos de miles entre uno. Gente que le ponga ilusión a las cosas, que cuando trate con el cliente se sienta cliente, que si una idea le gusta participe, que la haga suya, el estímulo propio es una de las grandes armas para ser feliz ¿aún no se han enterado?

Sí, hoy la inspiración rosa está de vacaciones, así que he sacado a pasear mi musa oscura, he descubierto que hasta mi Iphone tiene más dinamismo que muchos de los humanos de mi entorno; mis compañeros caninos saben cómo persuadirme y ponen más empeño en conseguir lo que quieren, que cualquiera de las personas con los con los que trato.

El brebaje es el siguiente: dos gotas de advenimiento, cuatro de eficacia, una cucharita de agilidad, una taza de energía (de buena marca), una cucharada sopera de movimiento, tres medidas colmadas de empatía y sazonar la preparación con bastante buen humor.

Modo de uso: Tomar todas las mañanas antes de salir de casa, y si no vas a salir te lo tomas también (no sea cosa que te la tomes con los ácaros) y si notas que no te hace efecto no te preocupes, tiene acción acumulativa, con el tiempo vas comprobando resultados.

Mi lalolilolalolailoleréeeee es para los que no pasan de largo cuando ven que están maltratando a alguien, para los que ayudan a los que no pueden sacar la moneda del carro de la compra, a los que llaman por teléfono a los amigos sin importar quién fue el último que llamó, a los que venden como si compraran, y a los que se han identificado con lo que acaban de leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s