Amarse es genial

ámate

Puedes asomarte a todos los precipicios si te amas, escalarás los picos más altos de tu corazón y alcanzarás la felicidad. Si te amas todas tus metas traspasan las cintas con el pecho orgulloso y turgente, te sientes joven cuando te miras al espejo y cuando no te miras tienes un claro reflejo de quien eres.

Sabes que eso que quieres es lo adecuado, las personas dejan de ser enemigos cargados de cantimploras de agua fresca abordando un desierto que has creado y que no te convidarán. Cuando sientes amor por ti, los ruidos en la madrugada pasan de ser molestos a agradables nanas que arrullan tu sueño.

En el momento que entiendes que tú eres lo más importante, los pasillos del Corte Inglés tienen mucha menos importancia que la que otorgas hoy pensando en tu apariencia. Te apasionarás por las notas musicales, el movimiento de las olas marinas y los cambios de las sombras según la estación del año.

Vivirás a gusto cuando te ames, ya no te preocupará si el vecino barrió la terraza o se secó el pelo antes de salir a la calle, cuando te ames, probarás sacar tu cabello húmedo a pasear en una mañana de invierno, estornudarás, y espontáneamente, convertirás ese triste “ya me he resfriado” en una sonrisa de placer, y te concentrarás en un segundo estornudo con grito incluido.

Amarse es genial, tanto que a veces te creas tus propias etiquetas, te pegas la de la belleza, la de la inteligencia, la de la empatía, el compromiso, la responsabilidad, con eso hay que tener cuidado; húyele a la del narcisismo y ponte la del equilibrio.

¡Pero ámate!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s