El arte de viajar

El arte de viajar
Llevo unos días pensando en viajar. Sí, a todos nos gusta sacar a pasear el cuerpo por sitios donde el mar nos abrace, las montañas nos envuelvan, el arte nos enriquezca y sus calles nos llenen de historia.

Por eso, con mi Xavito hemos inaugurado un vistoso frasco de cristal para poner esas monedas que antes me gastaba en Coca-Cola Zero y Xavito en la máquina de café, para darle un mejor destino. Decidimos que sea cristal porque cuando caen las monedas hacen un sonido muy particular y parece que hubieran muchas.

Lo que más me gusta de viajar es encontrar terrazas donde sentarte un buen rato a ver pasar diferentes brazos, piernas, trajes, colores, tonos de voz, acentos y múltiple variedad de detalles que habitualmente nos perdemos, pero cuando viajo eso es lo que más me atrae. Me gusta perderme y encontrarme, preguntar en idiomas que no domino para probarme, sentirme orgullosa de mi y aplaudirme (mi histrionismo es muy alto). Y os diría que me gusta más que ver museos.

Mi lilolalolailoleréeeelolaiiii de hoy es para aquellos que llenan el frasco y cumplen sus sueños, para los que les gusta el aroma a aeropuerto porque estoy segura que sus cabezas están abiertas, para los que coleccionan souvenirs y los consideran tesoros, los muestran y te cuentan historias detalladas de sus viajes mientras te sirven una copa de vino. Y un súper lalolilolá para los que, por la razón que sea, no pueden viajar y se alegran de la felicidad de los demás como si ellos mismos hubieran estado. Esos son mis viajeros preferidos.

 

viajar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s