¿Desde cuándo la virtualidad se desvincula de la realidad?

Recetas virtuales

Con la virtualidad trabajo, hago negocios con clientes que jamás palparé, tengo amigos, hago que mi cerebro se sienta motivado a la imaginación, descubro planetas, me pruebo peinados, ceno con mi familia argentina, festejo cumpleaños, regalo momentos, recibo sorpresas, paso horas felices… ¿Qué manía es esa de separar los mundos si todos forman parte de una realidad?

Hoy mi lalolilolalolailoleré será cortito pero muy sentido, y va dedicado a todos los que estáis leyendo esto, porque os prometo que sois mi realidad, que aunque nunca os vaya a tocar, me hacéis sentir, vibrar, llorar, rabiar y todas las sensaciones que se pueden provocar fuera de esta pantalla. No os hace falta nada “mis virtuales”, también va por aquellos que esperan que suene su skype con el corazón palpitando porque tenéis vuestro amor a kilómetros, para los que lo tenéis cerca y también os palpita cuando recibís un whatsapp con un corazoncito; para los que me mostráis vuestras recetas, a las que no les hace falta ni el aroma, el amor que les ponéis traspasa cualquier barrera (aunque ya hay gadgets para eso); por los restaurantes que tienen Wi-fi, porque los memes que pululan hablando de respeto al apagar un móvil, no tienen en cuenta la cantidad de gente “sola” que anda por el mundo y que sus compañeros, por elección propia, están dentro de su celular.

Y un lalolilolaaaaa por mi “gente tocada”, esa a la que le conozco la piel, pero que gracias a la virtualidad estamos más juntos aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s