Un café da para mucha reflexión

Social Media

Hoy me he levantado más reflexiva de lo normal, así que con esta taza de café, aún tibia entre mis manos, intentaré plasmar esas ideas que me van pasando por la cabeza, para compartirlas contigo, esa persona que me lee y se va, esa persona que me lee y se queda, la que enseguida hace click para poner una carita, para compartirme entre los suyos o para quien dice bahhh!! (confieso que son los que más me gustan)

Estaba intentando ordenar y equilibrar los NO, ser consecuente con lo que pienso a la hora de aceptar un trabajo, de acercarme o no a alguien, de ir a un sitio que no quiero ir, de atender reuniones familiares o de cobrar o no cobrar por lo que haces y otros piensan que te llevará poco tiempo porque no saben lo que es.

Entre otros pensamientos que me inspira este humeante café torrado a la vista, surge uno que me estira la boca de la punta de una oreja a la otra y es que cuando pienso en equilibrio nunca surge el amor, porque en mi caso, es un gran funambulista, mi amor no necesita reflexiones, tiene vida propia, se mueve sin hilos de titiritero, fluye, se expande y se esconde en el momento justo.

No todo es trascendental, entre mis pensamientos de café también se cuela la presentación de la renta, los tallarines que amasaré a mediodía, las pastillas que tengo que darle a mi hijo color canela, el techo de la habitación que tengo que pintar de blanco porque mi Xavito le dio fin a un mosquito que antes de perecer nos chupó la vida.

Un café da para mucho, por ejemplo, ¿sabéis que ayer me hubiera gustado mandar a ese sitio donde hay columpios a por lo menos 7 personas? Récord, al menos para mi, se presentaron todas juntas en un mismo día, y lo peor de todo, sí, sí, lo peor, es que no lo hice.

Tan gallita, tan gallita y mantuve mi forma hasta el final, confieso que la ironía con la que hablé fue casi igual que haberlos enviado, pero bueno, mola mucho más decir la palabra mierda. Tal vez en la próxima.

Bueno, no me gusta el café frío, así que el resto os lo cuento con un té de amapolas en otro momento. Eso sí, vosotros poned las masitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s