Hubieran sido 75 otoños

día del padre

Hoy hubieran sido 75 trocito de cielo, y en muchas oportunidades pienso cómo estarías si aún transitaras por estos lares. Seguro que te habría dado otra vez por el bigote mexicano teñido, renegrido y raro color que conseguías mezclando restitos de tinturas de otros años.

Pienso mucho en tus manos, hermosas y con una gorda y redondeada alianza que siempre llevaste con orgullo cuando la pasabas sobre el hombro de mami. Sí, sigue siendo tuya, solo tuya.

Te pienso cuando le pongo una diminuta cucharita de azúcar al mate que me improviso en el despacho y que me obligo a que se ponga bien amargo, como te lo tomabas vos. Yo era la única que se atrevía a compartir ese acerbo y espumoso mate que me cebabas en la mesa de la cocina mientras el resto de la casa se ponía en pie.

Mi emblema, mi psicoanalizado, mi atrevido, mi artista, mi humilde, mi encantador, mi risueño, mi divertido papi; es inevitable pensar en vos y no inyectarme la mirada con agua de mar, es imposible no tener un nudo en la garganta cada vez que te nombro.
No sé si decirte ¡Feliz cumpleaños!, porque sé que no quisiste cumplir más y por eso cortaste de cuajo eso de soplar velitas, y aunque sé que tampoco las soplas entre angelitos, se me hace más dulce pensar que sí, inventarte una mesa en las nubes con tu copa de vino tinto, una picadita de cien platitos (las adorabas), mucha música y disfraces. ¡Que explote el cielo porque sé que hoy organizaste una gran fiesta!

Mi lilolalolilolalolailoleré de hoy es sólo para vos papito adorado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s