Diez años de Ternura

Community manager Castellón

Hace diez años la ternura llegó a mi vida. Llegó junto con un bolso de tela deshilachada, verde hoja, colgado en bandolera hacia el lado izquierdo, qué menos, y que al caminar hacía música con el golpeteo de libros, cds, lápices de ikea y una libreta de ahorro casi vacía de tinta.

Fresco, con aroma de Nenuco mezclado con agua de piscina, un andar fuerte y atolondrado a la vez, mirada gris suavecito con chispas de menta, como mi porta cosméticos o como el gatito de Shrek cuando los junta para que no le puedas negar nada; unas manos de dibujar globos de helio, cajas de caramelos sugus y cintas saltarinas con granos de arroz; no pude resistirme y le agarré una… hasta hoy no la he soltado.
Tuve que mirar hacia arriba para seguirle la mirada, y eso me encantó, me sentí protegida en menos de cinco minutos; con su conversación me acarició, me envolvió y en un momento hasta me ahorcó porque no paraba de hablar (efectos del antihistamínico), pero quedé hipnotizada.

Me enamoré de su bolsita de nueces y almendras tostadas sin sal de las mañanas, su café con leche frío con Nescafé Colombia, su pasión por el agua de mar, de la ducha, de la piscina y embotellada; su sentido común, inteligencia emocional y su cadera. Me hechiza cuando por las mañanas me enciende la tele para que no me pierda el Xai Shaun y vea un capítulo de Doraemon, me masajea las lumbares con su mano artista y me hace “la cuquetadellum” con el nórdico para que no tenga frío.

Ama el sol, la playa y la fotografía; tiene una caja de lápices multicolor de CocaCola en su mesa de trabajo y a la hora de la comida me llama por el Skype para mirarnos un rato.

Miramos películas a medias, me lee noticias que le interesan, ama a los seres vivos, me ayuda a que mire a las verduras con otros ojos y a que cuando paso por la góndola de los embutidos pase de largo.
Me regaló una muñequita de Sherezade, un hada azul, un perfume, una nintendo y sé que le ha costado porque es muy amarrete, pero ¿quién puede pedir algo más cuando tiene la casa llena de ternura?.
Tantas cosas que se quedarán en este teclado porque no las quiero contar, porque las guardo en mi nido de secretos íntimos, mi caja rosa de cosas maravillosas y mías.

Ternura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s